Fanzine

violencia

autoestima

mito romántico

amor

entrevistas

¿El amor nace o se construye?

amor

Por: Charly Compeán @charly_compean

El amor es confuso, es un terreno con poca visibilidad debido a todos los sentimientos y emociones en juego. Está rodeado de creencias como que no tenemos control sobre él, que surge espontáneamente y que solo hay UN amor de tu vida. ¡Ay de ti si pierdes tu oportunidad única! Además, está la creencia de que el amar implica sufrimiento (gracias no gracias, José José), romantizando las actitudes autodestructivas cuando no nos sentimos amadxs o suficientes para el otro, y reforzando el pensamiento de que el ser amado nos va a salvar de ese dolor. Pero entonces, ¿cómo es amar de una manera sana? Y, sobre todo, ¿a partir de dónde construimos un amor sano y cómo lo cuidamos? De acuerdo al sitio National Domestic Violence Hotline, toda relación sana debe tener las siguientes características: Comunicación - Se habla abiertamente de los problemas, se escuchan y respetan las opiniones de la otra persona. Respeto - Se valoran las opiniones, sentimientos y necesidades; hay libertad de ser quienes queremos ser. Confianza - No hay necesidad de demostrar que lo que se dice es real. Honestidad - Hay total sinceridad y claridad en la relación sin violar la privacidad. Equidad - Las decisiones se toman en común acuerdo, ambxs se atienden a los mismos estándares y su palabra tiene el mismo peso; la repartición de tareas no va en función de un rol de género. Límites y consentimiento - Son capaces de disfrutar (y de buscar) tiempo a solas, alejadxs, o con amigos y familiares, hay libertad de tomar decisiones propias sin intervención de la otra persona. Se puede hablar sobre lo que les gusta y lo que no, respetando siempre la voluntad de la persona que otorga o quita el consentimiento para realizar algo. Si pusieras en perspectiva estas características en relación a tus círculos más cercanos y a tu pareja, ¿qué resultado obtendrías? ¿Y qué tal si lo hicieras con respecto a tu relación contigo mismx? Personalmente, cuando me hice esta pregunta por primera vez, me di cuenta de todo lo que hago por los demás y no hago por mí; como cuidarles cuando se sienten mal, ser paciente si han tenido un mal día, consentirles con un regalo ocasional o un tiempo de descanso. Luego pensé en cómo se nos ha enseñado a ser mártires del amor y entregarnos por completo, porque si no lo hacemos somos egoístas o no sabemos amar. Además, jamás el amor propio y el autocuidado fueron parte de las actitudes consideradas cool… hasta ahora. Mientras intento desaprender las actitudes tóxicas y destructivas que tanto romanticé en el pasado y que todavía me pesan, me he planteado un pensamiento con el que voy conciliando de a poco: ¿Y si yo soy EL amor de mi vida? Soy la única persona con la que de verdad voy a estar para siempre, a la que me conviene cuidar cuando enferma, a la que quiero ver cumplir sus sueños, a la única a quien confío plenamente todos mis secretos, y de la única cuyo bienestar soy completamente responsable. Hoy entiendo que el amor propio no es egoísta y es el camino para ser nuestra versión más libre y más feliz. ¿Cómo te gustaría vivir tu relación contigo mismx? Dedícate tiempo a conocerte y aceptarte, trabaja en tu amor propio: - “El amor propio cuida”, nuestra playlist en Spotify - “Aprendiendo a cuidarme” de Coral Herrera - “¿Por qué no necesitas una media naranja?“ Pictoline

COMPARTIR ESTA NOTA