CRUCESoROSAS

Fanzine

violencia

autoestima

mito romántico

amor

entrevistas

¿Qué es el
famoso Gaslighting?

violencia

POR Michelle Rodríguez Chiw

Cuando hablamos de violencia es sencillo relacionarla con ataques físicos que pueden dejar marcas incluso permanentes en el cuerpo de la víctima. Pocas veces dimensionamos las repercusiones que trae consigo la violencia psicológica que, aunque más discreta, posee un mecanismo concreto para herir a una persona a través del conocimiento de sus puntos débiles. Una de las maneras de efectuarla es por medio del Gaslighting. El Gaslighting es una clase de abuso emocional en la que una persona ejerce poder sobre la otra haciéndole creer que “está loca”, “recuerda mal las situaciones” o “inventa problemas inexistentes”. Esta clase de manipulación puede llegar a distorsionar la imagen que la víctima tiene sobre sí misma y sobre las situaciones que acontecen a su alrededor; así, es poco común que ésta se dé cuenta por sí sola de que su autoestima y juicio están siendo profanados. Normalmente, la persona que realiza el Gaslighting tiene gran cercanía con la víctima, y como la conoce, busca caminos para hacerla dudar sobre lo que le está pasando. Esta violencia se da de manera gradual hasta hacer sentir a la víctima completamente insegura. El abusador es generalmente una persona narcisista, por eso intentará reflejar estas inseguridades en su pareja, evadiendo su responsabilidad afectiva. Una de la maneras de descubrir si tu pareja, amigx o familiar es un gaslighter es observando sus actitudes cotidianas: ¿Busca desacreditarte frente a los demás? ¿critica tu opinión sobre los hechos? ¿te hace sentir que no eres suficientemente? ¿es poco empático? ¿se excusa? ¿es bueno para juzgar? Algunas de las sensaciones más frecuentes que viven las personas que sufren de Gaslighting son ansiedad por acciones insignificantes; preocupación constante por sus palabras o pensamientos; confusión; inseguridad o baja autoestima; sienten que son egoístas por pensar en sí mismxs, desesperanza e infelicidad; incapaz de realizar bien algunas actividades y posee dificultad para tomar decisiones. Por otro lado, si vives una situación como esta, es común que ocultes información a tus personas más cercanas o evadas consejos para justificar a tu compañerx, sientas dependencia emocional hacia tu abusador y tengas miedo de decir lo que piensas o sientes para no “generar o inventar” un problema. Te han hecho creer que todo es algo que has imaginado y ¡no!. Lo que sientes es real. Por eso queremos que sepas que no estás loca, que eres poderosa y que puedes salir de ahí - con ayuda -, si te sientes identificada con estas situaciones, lo mejor es acudir con un profesional para que te oriente. ¡Contáctanos por redes sociales si necesitan ayuda!

COMPARTIR ESTA NOTA