Fanzine

violencia

autoestima

mito romántico

amor

entrevistas

Y tú ¿qué opinas de las nalgadas?

violencia

Por: Elisa CASTELAZO @elisacastelazo

Cuando ves a un niño en el super, de esos que no sabes si está llorando o imitando a Emily Rose, ¿te viene a la mente la frase “más vale nalgada a tiempo que un delincuente en casa? Si es así queridx lectorx usted sufrió violencia infantil y es probable que no lo sepa. Esta frase es la forma que los adultos encontraron para justificar la violencia en contra de sus hijos e hijas bajo el argumento que “es lo necesario para corregirlos”, “es por su propio bien” , “que así crecieron ellos y no les fue tan mal” (mmm no lo sé Rick, parece falso), Pensemos que tal vez, taaaaal vez estuvieron muy atareados ganándose el pan, que tal vez actuaban desde la tradición de la ignorancia o que andaban en friega loca con cosas de adulto y no les dio tiempo (o cabeza) para considerar que las inocentes criaturas son individuos en desarrollo. Entre si son peras o manzanas, en Latinoamérica la violencia ha sido normalizada como parte de la crianza tradicional. Lo feo de esto es que la violencia puede ser verbal o psicológica además de física. El Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes realizó un ejercicio digital con 54, 888 menores de edad; 38.2% reportaron haber sufrido al menos una situación de violencia (verbal, física o psicológica) y el 18.4 % ha normalizado la violencia al grado que no reconoce que “esté mal que una persona adulta golpee, diga groserías o use malas palabras hacia ellos”. Unicef dice que los menores que crecen con adultos que respetan sus derechos y dignidad tienen más posibilidades de desarrollarse sanos y felices; aprenderán a actuar de acuerdo con su voluntad y no por imposición o miedo. Mientras que un menor agredido sabrá expresar alternativas como: el diálogo, escucha activa, trato igualitario y efectivo para su educación, sin embargo con el tiempo no las llevará a cabo y repetirá un ciclo violento. Dice el dicho ``a veces las acciones duelen más que un golpe”. Si esto es cierto, ¿sabes qué acciones familiares te lastimaron y lo que representan en tu vida? No hablo de la nalgada o del grito pelado, hablo de esos mandatos con los que crecimos; a los que no les dimos tanta importancia porque “así nos tocó vivir”. Esos que sin darnos cuenta nos violentaron y nos hicieron cargar con inseguridades que, tal vez, ni siquiera son nuestras. Esos traumas heredados. Si quieres conocer 160 acciones que pudieron violentarte sin saberlo haz clic aquí y sigue las instrucciones; cuando termines haz clic aquí para conocer lo que representan en tu vida y una vez que los reconozcas puedas empezar a trabajarlos. Apapacha a tu niñx interior y dejemos que las nalgadas solo sean bajo requerimiento ;) Para revisar más sobre violencia e infancia, escucha nuestro podcast: https://open.spotify.com/episode/38CNoXE7yQob1Ima83Jc1X?si=ClWTp1ENS2CyAIAcUNBRxA

COMPARTIR ESTA NOTA