Si estás siendo violentada

¡No estás sola!

Si necesitas ayuda escribe a [email protected].

Recomendaciones
generales:

  • Cuéntale a alguien cercano sobre la situación que estás viviendo.

  • Evita los conflictos hasta que estés segura.

  • Cada vez que sufras un episodio de violencia denuncia a la Policía, registra fotos y junta pruebas.

al grano;
¿viven juntos o
viven separados?

SI VIVEN JUNTOS y sientes:

QUIERO ESCAPAR

  • Saca duplicado de las llaves

  • Arma una bolsa mediana con tus cosas importantes y con anterioridad entrégasela a alguien de confianza.

  • Arma una bolsa pequeña con acta de nacimiento (tuya y de tus hijxs) - acta de matrimonio si estás casada - tarjeta seguro social - documentos de identificación oficial - teléfono y cargador.

  • Haz un plan para salir siempre avisándole a alguien que pueda monitorear tu salida por tu seguridad.

  • Puedes ir a la casa de alguien de confianza o contactar a la Red de Refugios Nacionales.

SI VIVEN SEPARADOS y sientes:

NO QUIERO QUE ÉL VUELVA A INGRESAR

  • Avisa a la persona de seguridad y / o vecinxs que él no está autorizado a ingresar.

  • Cambia las llaves de todas las puertas de acceso.

  • Asegura las ventanas.

  • Pon una orden de alejamiento con la Policía.

  • Cambia frecuentemente tus rutas.

REQUIERO
PROTECCIÓN
DEL ESTADO:

Existe la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y en el art. 27 queda claro que tienes derecho a órdenes de protección.

Si tu vida está en peligro debes ser canalizada al Ministerio Público para que dicte la medida de protección, sin requerir que hayas denunciado.

Las autoridades judiciales deben:

  • Dar aviso por escrito al agresor advirtiendo que puede ser acreedor a sanción o cárcel.

  • Prohibición al agresor de acercarse por cualquier medio.

  • Tú recibirás un número de teléfono de protección en caso de emergencia.

  • Rondín policiaco.

Además el Estado debe garantizar tu bienestar por tanto es tu derecho recibir atención psicológica, capacitación laboral, préstamo de dinero y múltiples programas sociales según sea el caso.

Para acceder a una atención personalizada puedes contactar al Centro de Justicia para las Mujeres.