Fanzine

violencia

autoestima

mito romántico

amor

entrevistas

Violencia, la vieja normalidad

violencia

Por: María Fernanda Martínez @lafertss

La violencia contra las mujeres es una constante invisible en México. En medio de un año bastante movido, donde nos hemos encontrado más días dentro de casa que fuera de ella, se observa una constante hoy muy visible; la violencia doméstica / intrafamiliar es un problema grave en México y el mundo. Producto del confinamiento, una convivencia nunca experimentada (recordemos que antes nos veíamos solo un par de horas al día) y la falta de sociabilización, distracción y estrés, las parejas están teniendo graves problemas. El más grave de todos; la violencia. Las llamadas de auxilio se han intensificado en el país sin respuesta institucionales suficientes. De acuerdo con el informe ‘Las dos pandemias: Violencia contra las mujeres en México en el contexto de COVID-19’ de la organización Justicia para las Mujeres, la Red Nacional de Refugios y la organización Intersecta, en abril de 2020 se registro la cifra mensual más alta de feminicidios en México con un promedio de 11.2 mujeres asesinadas por día, mientras que los asesinatos de hombres se redujeron un 0.2%, lo que representa esta situación de violencia. No obstante, las llamadas relacionadas con violencia sexual, física y familiar durante ese mes suman un promedio de 143 por hora y un aumento de 97 por ciento en la ciudad de México, lo que demuestra que las medidas, estrategias, políticas públicas y autoridades del Estado mexicano no han atendido la emergencia de violencia en contra de las mujeres. “Según estimaciones de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, México es de los países con las tasas más altas de asesinatos de mujeres en el mundo.”, detalla el informe. ¿Cómo actuar en caso de violencia física? A la par de esta pandemia, que parece no tener fin y que lleva al género femenino a uno de los puntos más vulnerables en los últimos tiempos, es importante tomar acciones para seguir concientizando a una sociedad que aún normaliza la violencia de género. Ante cualquier acción que te refiera violencia física debes estar alerta y actuar, a cualquier acción de dominio, sometimiento o agresión física y verbal. Cuando ya hemos permitido alguna agresión física dentro del hogar y no paramos a tiempo es difícil detenerlo, pero no imposible. Quizás lo primero que sientas es miedo, pero siempre debes tener presente que puedes salir de una relación violenta y volver a encontrar tu libertad. Lo primero es encontrar la manera de poner distancia (ya sea con un amigo o familiar) y mucho más si en el mismo hogar existen niños que puedan tener consecuencias acerca de esta violencia y que lo puedan llevar a violencia intrafamiliar. Si tienes hijos recuerda que su seguridad es prioridad. Nunca actúes sin premeditación, si tienes que salir de casa es importante primero tener listos tus papeles importantes como tu INE, pasaporte o documentos de identidad. En estos momentos y más que nunca es importante tener alguien que sepa lo que estás viviendo y en quien puedas confiar. Esta persona debe saber a quién llamar en caso de emergencia, además, todas las mujeres tenemos a nuestra disposición teléfonos gratuitos según el estado de residencia (conoce el tuyo aquí) o marca el 911 ante situaciones de peligro inmediato, que si bien no es la solución permanente, si refiere un antecedente para el momento de denunciar a tu agresor, pues siempre será una herramienta para combatir el maltrato a la mujer. Recuerda que Cruces x Rosas cuenta con Proyecto Covid 19, contra la violencia en los hogares durante la pandemia, además de un acompañamiento terapéutico y apoyo psicológico para víctimas de violencia física y sexual y puedes solicitarlo a través de [email protected]

COMPARTIR ESTA NOTA